¿Think Pink? ¿Y si no quiero?

En cada edición de KS News, nuestro editor, expresa sus comentarios sobre diferentes temas y nos gusta que se dé vuelo, para que aquellos que no lo leyeron en nuestra publicación digital,  pueden hacerlo aquí. Así reflexiona Rapha Huerta acerca de la llegada de color del año: Living Coral.

Los años van y los colores vienen, algunos para quedarse por varias temporadas, otros para desvanecerse del panorama con la misma velocidad del rayo. Cada 365 días, casi al final del período, PANTONE, lanza el color designado como “el color del año”, basado en un estudio y observaciones rigurosos de las tendencias, el comportamiento humano y hasta el ambiente político-económico a nivel internacional. Genial, pero, ¿y si no me gusta el color que ellos designaron? Pues no pasa nada, nadie te está obligando –ni puede obligarte-, tampoco es ley.

Por todos los medios nos presentan a Living Coral (16-1546), Pantone asegura que con esta gama de tintes “melocotonescos anaranjados rojizos” se busca expresar esa necesidad innata de alegría y optimismo ante la indolente frialdad tecnológica que vivimos. También representa al peligro en que se encuentra el equilibrio de la vida marina gracias a la mano del hombre y su impetuosa explotación a la naturaleza.

Lo que Pantone explica, es innegable, no está en tela de juicio, los arquitectos de interiores ya deben estar preparadísimos para el próximo año, ideando, planeando y visualizando cómo aplicar el Living Coral a sus propuestas… Los diseñadores de moda, han de estar en lo propio, personalmente ya estoy imaginando qué diseñadores utilizarán este color de forma magistral y quiénes nos saturarán la mirada con telas y telas de color coral chillante… y barato.

Escuché a alguien decir que si no sigues las tendencias “no eres nadie”, que hacer uso del color 16-1546 en las prendas del próximo año es imperativo… ¡No es cierto! ¡Para eso somos diseñadores! No estamos en los tiempos en que Diana Vreeland o Carmel Snow enunciaban “Think Pink!!!” en sus revistas y el mundo entero se vestía de rosa (Funny Face, 1957). Lo que Pantone ofrece no es un manual de pasos a seguir, mucho menos un listado de obligaciones; provee una herramienta que ayuda, primero que nada, a conocer los colores, sus gamas y armonías a toda persona que lo requiera.

Si a ti como diseñador de moda, te conviene recurrir a la sugerencia de Pantone, adelante, hazlo con todo gusto, pero si no, pasa de largo, mira que de por sí habrá una infinidad de creativos que tiñan sus diseños de Living Coral con tal de ser vistos por 5 minutos, si te animas a utilizarlo pero aún tienes tus dudas, quizás lo mejor sería que vayas de menos a más, poco a poco.

Si pretendes avivar tus prendas con la gama de Pantone 2019 creyendo que así tus colecciones se venderán enteras como pan caliente, también pasa de largo. Los consumidores no buscan sólo el color sino la experiencia de compra así como la identidad y la calidad. Tus diseños pueden seguir siendo confeccionados con algodón orgánico teñido de color negro con pigmentos naturales… y sin necesidad de recurrir a Pantone, has ayudado al medio ambiente. Just Think!

#SiNoTeGustaNoLoUses

Ponte al dia leyendo la edición 91 de KSnews

http://ks.com.mx/edicion-91/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *