Bob Esponja ha quedado huérfano

Este martes, tras recibir la triste noticia de la muerte de Stephen Hillenburg (1961-2018), caricaturista, biólogo marino y creador de Bob Esponja no se puede más que pensar en el legado que nos ha dejado una de las más grandes mentes de la animación televisiva. Aquí la reflexión de nuestro colaborador Carlos Didjazaá.

El creador de Bob Esponja, Stephan Hillenburg (Foto de Mark Mainz/Getty Images)

Es incalculable la cantidad de vidas en las que el ilógico y fantasioso (y según algunas teorías, hasta radioactivo) mundo de la ciudad Fondo de Bikini (City of Bikini Bottom, ciudad ficticia de la serie) ha tocado desde su estreno en 1999, una sola recopilación de su impacto en la cultura pop bastaría para un año entero de ediciones, sin embargo, por la naturaleza de la esta página, es más conveniente hablar del impacto que tuvo en la moda este personaje que cuenta con uno de los fashion statements más sólidos de las caricaturas: sus pantalones cuadrados.

Tan solo en la historia reciente, tenemos registro de aquella colección de Moschino del 2014 que, en una combinación muy pop, americana hasta la ridiculez y que por alguna razón funcionaba, hacía coincidir a Bob Esponja con la cadena fast food McDonalds y el look rapero de los noventas más las habituales hebillas que suele usar Jeremy Scott en sus diseños. No está de más añadir que reutilizó la figura de Bob Esponja, ahora en llamas, para su colección Crucero 2018.

Desfile Malafacha. Foto ProyectoModa.

Mientras tanto en México, contamos con la todavía más extraña colección de Malafacha que se presentó en el Acuario Inbursa hace un año, en esta coincidían los personajes de Fondo de Bikini con algunos elementos de culturas prehispánicas en amplias túnicas bordadas, piezas con flecos de colores y sombreros de paja, quizás una de sus colecciones más comentadas. Eso sin mencionar la polémica que se produjo después a raíz del maquillaje de los modelos.

Del otro lado del mundo, apenas en abril de este año, en Malasia se presentó toda una línea de ropa inspirada en la peculiar esponja llamada SpongeBob Gold en la Penang Fashion Week formada por cinco diseñadores de distintas partes del mundo que ha contado ya con varias colaboraciones en América, Asia y Europa.

Por allá del 2015, por un concurso que organizó Nickelodeon con diseñadores canadienses de la Toronto Fashion Incubator, una plataforma para apoyar nuevos talentos, se presentó un desfile de esperpentos inspirados en la caricatura que, aunque resultó bastante gracioso de ver no dejó de ser una pasarela de vestidos malogrados. Cabe destacar que Matthew Gallagher, fundador de la maison homónima ganadora de aquel concurso recibió un premio de 25,000 dólares.

Del lado del streetwear que nunca decepciona, la marca A Bathing Ape vendió en 2008 y 2014 colecciones cápsula en colaboración con la caricatura, lo mismo que MISHKA y ICECREAM en 2013 y VANS, en febrero de este año. Vendiendo sudaderas, camisetas y tenis, respectivamente, con la cara de aquel ente amarillo y sus amigos.

Finalmente, del lado de la ilustración de moda, el dibujante Mike Frederiqo, conocido por su serie “Logos”, ganó especial notoriedad hace siete años al retomar la figura de la esponja para realizar parodias de diversos personajes de la industria, tales como un Karl Lagerfeld con pantalones cuadrados o una versión estilizada de Stanley, el primo de Bob, montado sobre maletines de Louis Vuitton.

Bob & Karl & Coco

 

http://cardidsansa.blogspot.mx/

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *