Oscar cumple 90 años y se cumplen sueños mexicanos

Amanecimos felices con los éxitos de Del Toro…Y contentos con la presencia de mexicanos en la ceremonia de premiación mas importante del año; así como con propuestas de diseñadores mexicanos. La conductora Liza Echeverria luciendo un diseño de David Salomón, Natalie Lafourcade encantadora en sus diseños de Francisco Cancino (Yakampot) y la capa Charra de Carla Fernández que lució la productora de Coco, Darla K. Anderson al ir a recibir su estatuilla.

Liza Echeverría luciendo creación exclusiva de David Salomón.

En cuanto a los atuendos de la alfombre roja…
Me quedo con Lupita Nyong’o de Atelier Versace…que si bien en las fotos de la alfombra roja no se veía como gran cosa, ya en el foro con las luces y los reflejos de Swarovski, resultó espectacular y ¡con esos lentes! Pero mejor que su vestido fueron las palabras que dijo conjuntamente con Kumail Nanjiani acerca de “we are dreamers”.

La verdad es que si bien nos encanta ver los vestidos que al final del día son acuerdos $$$ entre representantes y estilistas…lo más significativo fueron los discursos de las mujeres…Desde el “quítense señores que ahí les vamos” de Salma Hayek con Ashley Judd y Anabella Sciorra hasta el “no se preocupen, aunque los Óscares se ven muy negros, el back stage está lleno de blancos”, de Tiffany Hadish (luciendo por tercera vez su A. McQueen, “para sacarle jugo a la inversión”, dijo. Aunque en la alfombre roja lució un vestido de Eritrea en honor a su padre) y Maya Rudolph…y el llamado a la inclusión de Frances McDormand: “ábranos las puertas, lean nuestros guiones, inviertan en nosotras…aquí estamos.”

Se viene un año fuerte para Hollywood…sobre todo ahora que un grupo de inversionistas encabezado por una mujer, María Contreras-Sweet, compró The Weinstein Company.

 

Oscarobservaciones…

El rojo cumplió cabalmente con las actrices que lo portaron: Meryll Streep, Allison Jamey en Reem Acra y Sofia Carson en Giambattista Valli.

Salma Hayek parecía salida de algún capítulo de Sultana, la telenovela turca que trae a todo el mundo embobado en Netflix. El vestido de trompo bailador de Rita Moreno me inquietó porque ya la veía rodando por el piso cuál pirinola.

Eiza Gonzalez, guapísima y articulada en un Ralph Lauren amarillo, un color siempre difícil y quizá no la mejor selección. La red no perdona y memes y las críticas absurdas no se hicieron esperar. Ahora resulta que tu talento se mide por cómo te vistes! Típico caso de los cangrejos en la cubeta. ¡Que flojera me dan!

 

Whoopy Goldberg en floripondia en Christian Siriano, diseñador que también vistió a Octavia Spencer.

Nicole Kidman espectacular en Arman Privé. Nuestra Lupita en  Atelier Versace.
Afortunadamente hubo pocos see through estratégicos, …ya saben de esos que los diseñadores hacen circo, maroma y teatro para desnudar sin desnudar. El de tiras de Taraji Henson firmado por ella misma; el muy deja vu de Leslie Bibb firmado por J. Medel; el de “por favor, ¡ya!” de recortes y plumas de Lindsey Vonn.

Me gusto saco 3/4 de Chadwick Bosnan…así como el copete de Derbez, pero no su saco. Que vaya con Vincent Agostino para la próxima…

Y tan tan…repito lo importante fueron los discursos, los mensajes y el apoyo total de la Academia a #metoo y Time´s Up, en la voz del conductor Jimmy Kimmel. ¡Se va a poner bueno en Hollywood este año!

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *