Off Site. Una Polaroid como Inspiración: CIHUAH

by Alberto Muñoz 1.503 views0

Los eventos de moda pueden llegar a ser fastidiosos, aburridos y predecibles: hay mucha gente, mucho ruido y todo es rápido. Entre el banner atascado con marcas patrocinadoras y las sillas incomodísimas, ya no es novedad el ritual de un desfile en línea recta, pose y regreso. No así en la presentación SS 18 de CIHUAH.

El pasado 6 de noviembre, una semana antes del arranque de la esperada Fashion Week, en lo que podríamos llamar off site, (evento que se lleva fuera de programa) se presentó la colección de CIHUAH –“Mujer” en Náhuatl- marca que diseña y dirige Vanessa Gückel: arquitecta y diseñadora francesa asentada en México desde hace ya varios años.

El lugar seleccionado fue El Eco: Museo Experimental, un sitio enfocado tanto al arte contemporáneo interdisciplinario, como a lo relacionado con el trabajo de Mathias Goeritz, creador de este extraordinario espacio de geometrías singulares.

 

 

La colección se presentó  para recaudar fondos para la asociación Desarrollo Rural Sustentable Lu’um A.C. que apoya a las brigadas de reconstrucción de las zonas afectadas  por el sismo del pasado 19 de septiembre en Oaxaca, Morelos y Chiapas. El lugar seleccionado fue el patio del Museo Eco, con colorida y artística iluminación de los frondosos árboles que bordean el recinto experimental y que funden lo orgánico con lo geométrico.

Apenas unos minutos después de habernos sentado inició la música, dándole entrada a Ana Zambrano –comunicóloga de profesión y formada como artista escénica- que presentó un performance de Acting Painting e Improvisación. Vestida de negro y con unas enormes gotas de tela -rellenas de estopa  y empapadas de pintura- colgadas en el cuello; recorrió la pasarela alfombrada (con una tela de color crudo). Café, verde y crema fueron los colores que estiró, barrió, fregó y batió, para que finalmente, se izara un lienzo de sorprendente vitalidad sobre el icónico muro amarillo.

 

Ana Zambrano, en plena ejecución artística.

 

La polaroid que inspiró la colección.

 

Mientras la pintura chorreaba por el lienzo, hubo oportunidad de cuestionar a la artista y su introducción a la pasarela: Gückel es tan estructurada y lineal que no deja espacio a lo orgánico y por su parte Ana fue toda expresión y sensibilidad. Ese contraste no hace clic hasta que la inspiración se hace presente.

La herencia familiar va más allá de los bienes que dejan, a veces son sólo simbólicos o de experiencia; pero lo que obtuvo Vanessa de su tío fue el punto de partida para esta salida: una fotografía velada dentro de una cámara instantánea que recibió tras su deceso; y que combinada con su estilo resultó una mezcla ligeramente difícil de entender.

 

 

Prendas asimétricas con bloques vacíos obligados, uno muy largo y uno muy corto, transparencias sobre tejidos cerrados y algún agregado en los costados (de organza tornasol) fueron fundamentales en su colección. Escotes que iban desde la nuca hasta la pantorrilla con un parche, claro, cubriendo el derrière,  una pechera en triángulo invertido, y un par de prendas algo fuera del lugar: un traje guinda -con sujeciones cruzadas, abertura en la parte frontal de las piernas que bajaba de la entrepierna hasta los tobillos- y un trench beige –muy mono éste– básico con botones de presión y una cinta en la cintura como cinturón que no se mezclaba entre lo que presentó. La situación es que no iban ni con la temporada, ni con los colores, ni con las siluetas: dos anexados sin coherencia.

 

 

Como en todo evento hay puntos a favor y puntos en contra:

Como pros los turbantes que fungen como un excelente complemento, la composición de texturas y la oportunidad de recaudar fondos para el Taller LU’UM  y su equipo de diseñadores y artesanos, que en esta ocasión apoyarán la construcción de un taller comunitario en santa María Xadani, Oaxaca.

Como contra la pasarela mojada con pintura –dejada por la artista a su paso- que hizo patinar a más de una modelo; aunque son gajes del oficio.

 

 

Pero no todo fue confuso –aclaro-. La dinámica de las modelos, y por eso lo menciono al inicio, no fue igual que siempre, caminaron haciendo formaciones que nos dejaron ver cada detalle de la prenda desde distintos ángulos y resultó enriquecedor ver que Vanessa Gückel no se casa con la idea de la fila india.

Fotografía cortesía de CIHUAHPerry Skegness

 

http://www.eleco.unam.mx

http://www.cihuah.com

http://www.armourjewelry.com

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>