RIP Pierre Bergé; adiós a L’Amour Fou

by admin 1.435 views0

¿Quién creía más en el amor loco que el propio Pierre Bergé? Aquel hombre que se desenvolvía de manera natural en los negocios, la política y el arte; cuyo ingenio habría de llevar a lo más alto al imperio de su amado, Yves Saint Laurent. Bergé ha muerto y con su partida se cierra el ciclo de una gran historia de amor.

Por Pavlo Iván Jiménez.

Fue él quien durante los tiempos de brillo para Saint Laurent llevó la imagen más dura, fría y calculadora que se habría visto hasta entonces, a Bergé se le debe el éxito comercial de la casa YSL, y a él se le debe la supervivencia del inestable hombre que marcó la moda del siglo XXI hasta el día de su muerte.

Bergé es el hombre de negocios cuyo genio comercial respaldaba al genio creativo de su compañero de vida. Irónicamente la vida le obligó a soportar la muerte de su pareja y a preservar la memoria del diseñador franco argelino. En algún momento compartió a la prensa que fue el amor lo que le hacía levantarse cada mañana y continuar con el legado de su compañero fallecido en 2008, nueve años después, ambos se han reencontrado.

Bergé nació en Oleron, Francia en el año de 1930, de joven se interesó por la literatura y mantuvo una amistad con los escritores Jean Giono y Jean Cocteau hasta que ambos fallecieron y, desde entonces, la misión de Pierre Bergé consistió en promover sus obras literarias, convirtiéndose en el titular de los derechos morales de la obra de Jean Cocteau.

1958 fue el año en el que comenzaría la historia que todos conocemos, conoció a Yves Saint Laurent y el resto es historia conocida por todos. Pero Pierre tuvo su propia historia, lejos de los reflectores que apuntaban siempre a Saint Laurent, dirigió el teatro Athénée Louis-Jouvet en el que con François Périer produjo “Equus” de Peter Schaffer, así como cuatro obras de Molière puestas en escena por Antoine Vitez, “Navire Night” de Marguerite Duras, puesta en escena por Claude Régy, y otras muchas.

Fue productor de numerosos conciertos, entre los que destacan los de Philip Glass, John Cage y el espectáculo de Ingrid Caven “Au Pigall’s”. El 2 de julio de 1993 Pierre Bergé fue nombrado Embajador de Buena Voluntad de la UNESCO, fue Presidente de la Ópera de París de 1988 a 1994 cuando fue reconocido con la presidencia honoraria de la Ópera Nacional de París.

Bergé protegió y se dedicó a mantener el legado que Yves y él crearon, recordamos a un amor que conquistó al mundo, el romance y coraje que el director de largometrajes Jalil Lespert consideraría “Una de las mayores historias de amor del siglo XIX”.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>