El ayer y el hoy de la moda mexicana

by Anna Fusoni 1.512 views0

De repente me tope con una página cuidadosamente guardada que, por lo visto, escribí para Bazaar en el 2014 o 15. Me permito reproducirlo para información de aquellos lectores que tienen interés en el desarrollo de la moda en México. Hay puntos que no se concretaron como la pop-up en París que iba a ser en septiembre  del 2015 para coincidir con la semana de la moda parisina y fue en julio, un mes no muy fashion, para coincidir con la visita del Presidente Peña;  la integración de Alejandra Quesada a Grupo Axo, no cuajó, como tampoco cuajó el proyecto Dragon Mart. Colección México dejó de tener presencia en Who’s Next al no contar con el apoyo de Pro México. El apoyo de IM Trending de Intermoda se ha ido reduciendo. Sin embargo, el negocio de la moda de diseñador sigue creciendo, casi podriamos decir que está en  boom  y los casos de éxtio a nivel nacional se multiplican. Como alguien bien dijo: el éxito empieza por casa, despues puedes ir a  conquistar el mundo…

Cuando pienso en lo que esta sucediendo en el fashion scene mexicano hoy, se me figura una serie de piezas de Lego que se han ido uniendo a lo largo de los últimos 20 años. El resultado es un muro de ensamblado multicolor que se conforma de muchas piezas  distintas y diferentes tamaños que representan los jugadores y las acciones que se han desarrollado a través del tiempo. Y hoy, pesar de ser un país donde no hay una asociación que agremie a los diseñadores, no hay un museo de la moda, no hay una política clara de promoción y apoyo al diseño, el panorama es bueno porque los integrantes del gremio están conformando una masa crítica que ya nada podrá parar.

Para hacer una reflexión de como es la moda mexicana en la actualidad, habría que consignar el hecho de que hace 20 años no había las redes sociales y a lo mas que se llegaba era a tener una pagina www. Desde luego no había bloggers, el fenómeno fast fashion era una incipiente pesadilla que los confeccionistas tildaban de pasajera y al consumidor final no le había caído el veinte de que podía ser su propio estilista y producirse más allá de cualquier look propuesto por alguna publicación de moda. Comprar por internet era algo que solo se hacía en Amazon y para comprar libros. Hoy sitios como Dafiti ofrecen inmejorables experiencias de shopping virtual y el número de personas que compra moda on-line crece día con día.

En el 2002, tomé la idea de los mercadillos al aire libre de San Telmo en Buenos Aires y organicé el primer Fashion Tianguis en el Foro Lindbergh del Parque México. Casi al mismo tiempo Manuel Sekkel creo Fusión. El  tuvo paciencia, yo no.  Rogar los permisos y corretear el pago de la cuota—que en ese momento era de $900.00–no era lo mío. Hoy Fusión tiene su sede permanente en la colonia Juárez, con múltiples disciplinas, más allá de la moda. Lo que empezó siendo un apostolado, hoy es una tendencia comercial que se arraiga con firmeza y brinda oportunidades comerciales a quienes tienen algo interesante que ofrecer.

El diseñador ha sustituido su ambición de vender en una departamental, por la de tener  presencia en  bazares los cuales presentan un auténtico circuito fashion en la CDMX y en el interior del país. De esta forma, el diseñador trata directamente con su cliente, lo conoce y lo entiende. Este formato funciona a todos los niveles socioeconómicos y prueba de ello fue el ejercicio que hizo Compra Moda Nacional en la carpa de la pasada edición de Fashion Week México. El éxito fue rotundo y se rebasaron todas las expectativas de ventas.
Estan los esfuerzos por conquistar el mercado europeo con ejercicios como la presencia de Colección México que promueve Patricia Medina en Who’s  Next en París y la pop-up store que programa Pro-México para septiembre durante la semana de la moda parisina. El mercado francés es exigente y los diseñadores tendrán que enfrentar el reto de vender en el país líder en creación de moda cuyo mercado demanda elegancia discreta y calidad.

La industria de la moda tiene dos vertientes: la de la confección con marcas como Salsa, Alexis, Wanda Amiero, Reina Díaz y André Badí, que son exitosas a pesar de los pronósticos agoreros del desastre a venir con el TLC; la otra, es el entorno de los diseñadores que empiezan a entender que la moda tiene que ser un negocio y que lograr el éxito implica orden, constancia y metas a mediano plazo. Muchos, además, aprenden a ir en busca de recursos a través del crowd funding, los concursos y pitches con posibles inversionistas. Algo impensable hace algunos años cuando en el entorno de negocios en México la moda no era considerada una opción rentable. Hoy invertir en un diseñador como lo ha hecho Grupo Axo en Alejandra Quesada es una realidad y un ejemplo, que es de esperarse, seguirán otras empresas.

A pesar de estos avances, el entorno de la moda en México no cuenta con muchos instrumentos que le den credibilidad. La CANAIVE ( Cámara Nacional de la Industria del Vestido) que debería ser la gran promotora de la moda nacional, tiene que ocupar sus energías y escasos recursos en representar la industria en negociaciones y acuerdos internacionales, en librar batallas frontales y poco exitosas en contra del contrabando, el pirataje y proyectos como el Dragon Mart que se construye cerca Cancún y que, se dice, le dará cabida comercial a más de,1,000 negocios chinos que buscan penetrar aun más el mercado mexicano.

Intermoda, la única feria de venta al mayoreo que tiene México celebra 30 años y 60 ediciones. Desde hace 4 temporadas, Intermoda ha desarrollado una política de apoyo a los diseñadores con IM Trending, una zona donde el comprador puede ver tendencias de moda y conocer a los diseñadores que ofrecen productos de calidad diferenciados por el diseño a precios razonables, resultando en un ganar-ganar para todos los involucrados.  

Así va creciendo el muro de multicoloridos legos y la moda mexicana va cobrando fuerza. Lego es un derivado del danés “leg godt” que quiere decir “juega bien”. Si los involucrados en el quehacer de la moda mexicana jugamos bien, el éxito esta asegurado.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>