MBFWMX dia 3 vol. II: EL BUEN DEBUT DE RAQUEL OROZCO EN MBFWMX

Así es queridos lectores, continuando con exhaustivo tercer día de MBFWMX en el Ex Convento de San Hipólito, Jorge Ayala, Raquel Orozco y Vero Díaz han entregado colecciones muy comentadas, Lydia Lavín ha vuelto esta vez con garbo y buena estética.

Los comentarios ácidos no se han hecho esperar: Que si plagiaron a Gucci, que si fue ridículo, que si se abusó del color dorado. Como dice Fusoni, “”¿que no se aburren de hurgar en el pasado para demostrar cuan amplio es su conocimiento de moda? ¡Se parece a YSL, del verano del 1999!  ¿A quien le importa? Toda colección tiene algo de otras colecciones. Lo que importa es si la colección es buena, mediocre o de plano no pasa el rasero de la decencia creativa.””

¿Ya tomaron su Dos Equis Lager o su ‘Paloma’ con Centenario Añejo? Entonces, acomódense en sus lugares porque Jorge Ayala está a punto de comenzar…

POR RAPHAEL HUERTA.

25 de abril, 17 horas. Después de las aplaudidas presentaciones de Takeda, Martínez y Yakampot, seguimos con Jorge Ayala, quien ahora se ha inspirado en México y sus 32 estados. Mexique es una colección con un cimiento que difiere diametralmente con las demás colecciones que se han presentado hasta ahora, iniciando por los procesos de confección; es notorio que la mayoría de las piezas han sido trabajadas de forma manual. Entre organzas plisadas –muy buen plisado, por cierto- y lienzos de paliacate y denim intervenido, Ayala ofrece una colección que se ubica entre kitsch, urbano y bohemio en la cual la inspiración de los paisajes de cada estado, brilla por su ausencia.  Las modelos llevan peinados messy –muy bien logrados, bravo para los hairdressers-, maquillaje más que natural, y los tacones son… ¡Esperen! ¡No llevan tacones! Ni sandalias, ni nada. Que delicia ver a las bellas maniquíes caminando descalzas –¡y cómodas!-. El styling es de show, y si se logra ver a través de los retazos de botadero, hay prendas bastante monas y comerciales.Ayala: entre el botadero y lo comercial.

Raquel Orozco, después de varios buenos años como diseñadora, se ha animado a lanzar su colección por vez primera en esta plataforma. Beatríz Calles sentada junto a mí, lleva un vestido ‘acuchillado’ de manga larga, de la diseñadora. Mas qué guapa! Tiene clase, quizás no me equivoco al pensar que la gracia de su andar se debe a años practicando ballet clásico… Arranca Orozco con una  carta de color  que incluye el rojo pasión, esmeralda, mandarina, flor de cerezo, gris Oxford, azul cielo, marsala y algunos acentos de negro. Las telas son chiffones, terciopelos y –al parecer- tergales de muy buena calidad. Conforme el desfile se desarrolla algunos susurran: ¡Gucci! Y no les llevaré la contraria, pero déjenme hacer un agregado personal: ¡Qué nivel de Gucci! –¡Raphael perdió la razón!, pensarán ustedes-, el patronaje es buenísimo, la confección es de altísima calidad y los acabados son dignos de la Alta Moda Pronta de la capital italiana. Entre los looks nos encontramos lunares, flores -muy Flora, muy Gucci- faldas y vestidos ‘acuchillados’ –muy renacentista, al estilo de los uniformes con los que la poderosísima familia Médici vistió a la Guardia Suiza del Vaticano hace cientos de años-. El maquillaje, para serles honesto, no he logrado comprenderlo aún, otra manía mía, soy de alma vieja. No dudo que las clientas enloquezcan tan solo poner un pie en su boutique ubicada en Emilio Castelar.

 Raquel Orozco: buen gusto e impecable confección

A continuación viene Xico ante nosotros, y no es por demeritar el trabajo de esta temporada pero, extrañamos la fuerza de Barreto. Xico luce más ‘sporty’, y aunque hubo buen uso del gris en la colección, no termina de emocionarme. Las siluetas son más bien planas y aunque la calidad es bastante buena, pudieron explotar mucho más los elementos de esta colección, haciendo mucho más vistoso su espíritu de ‘pajamas’. Hay Varsity Jackets y Varsity Dresses, joggers, culottes, y t-shirts de largo hipsteriano. Estaremos atentos al impacto comercial, porque yo podré decir misa, queridos, pero money talks

Xico: sin comentario.

Lydia Lavín viene con bríos y siempre, siempre, nos gustan sus bandas sonoras –creadas por su hijo, que es compositor de los buenos-. Para comenzar, el casting de modelos es multi talla, multi racial, ageless y sexualmente libre de prejuicios. Nómada es el nombre de esta colección y la base sobre la cual han trabajo ‘LL y equipo’ es el de ‘capa sobre capa’ o layering. Se trata de un ‘canto melancólico’ para todos aquellos que dejaron su tierra para conocer nuevos panoramas. Las capas en cada look son de telas gruesas, con flecos volátiles y finos, cuero, tafeta y rebozo. Esta vez no tengo queja con el patronaje pero sí con el fitting: una de las modelos lucía más apretada que Marie Antoinette, todo gracias al vestido y su escote, mucho más breves que la talla original de la modelo. Lo más destacado de la colección, además de los colores terracota que la invadieron, son las capas masculinas –¡Atención!, mujeres, a ustedes también se les van a ver divinas-, los abrigos de dama y los lienzos de lana gruesa con elementos rústicos que, a modo de shenti egipcio, envuelven las caderas.

Lydia Lavín se unió a la tendencia internacional con modelos en diverso.

A punto de que se termine la noche, VERO DÍAZ presenta primero un breve bloque de diseños para la marca que la patrocina: COLGATE, all in red.

Posteriormente devela una colección que lleva todo el estilo de Díaz: plisados y ruffles tan finos que puedo asegurarles fueron colocados y cosidos con muchísimo cuidado. Esta vez el rojo va como acento mientras los colores más utilizados con negro y blanco, entre efectos brillantes y mate, se observa no sólo el bien logrado y estable plisado, sino también un estampado de figuras geométricas que se me antoja describir como salpicaduras de cristal en plena explosión. Vero Díaz crea siluetas muy libres y orgánicas; sin abusar de esa libertad, VD presenta un muy buen trabajo, desde la estructura de las prendas hasta los dobladillos; con costura muy fina y acabado completamente plano, cero telas torcidas.

Vero Diaz: excelencia en textiles y buena manufactura.

Y el cierre de la noche le corresponde al tapatío Benito Santos. En la crónica anterior adelanté que esta vez tengo mi corazón hecho trizas –sus detractores dirán que si me gustaron las dos temporadas pasadas es sin duda porque tengo ‘mal’ gusto para la moda-. El año pasado salí tan alegre de sus shows que hoy vine creyendo que esta vez sería igual. Pero no, y tengo que contarles el porqué. Abusó del dorado, no era oro, era dorado, no olvidemos que oro y dorado no es lo mismo, el efecto visual es diferente, por ende la estética es completamente opuesta, comprensible si tomamos en cuenta que la inspiración de esta colección es el Rock&Roll de Elvis Presley. No quiero especular de más, sin embargo, las telas no se ven de buen código postal. Ya no supe si estoy entre bailarinas del decadente show de Elvis en Las Vegas o entre country girls que se escaparon de El Álamo. Hay un vestido en especial que para mí ha sido el más ‘shocking’: Rojo con estampado ‘como de nubecitas’, cuello alto de lamé plateado que se une al pecho por medio de un canesú –también de lamé- y en los filos lleva estoperoles de estrellitas. En el busto del top hay bolsillos de parche con tapeta, las mangas son largas, semi aglobadas, con puños anchos. Me recuerda a Jessy de Toy Story. No les miento, al término del show, la gente no explotó en aplausos como lo hizo cuando presentó la colección pasada al puro estilo del Studio 54. En aquella ocasión todos estábamos bien contentos soñando que Bianca Jagger, Truman Capote y Marella Agnelli. En esta ocasión, hubo los aplausos de cortesía, en México somos corazón de pollo…y salí huyendo, para llorar lágrimas  de cristal en la fuente más cercana en La Alameda.

¿Elvis en decadencia o una nueva versión de Wonder Woman?

El día fue extenuante y caluroso, nos retiramos esperando que sea mañana, la Carpa Astros nos espera y me parece que todos, absolutamente todos, estamos ansiosos por MALAFACHA… À bientot!! KISS KISS HUG HUG!

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *