¿Y tu, te pondrias la bandera americana?

by Anna Fusoni 2.007 views0

“Se dice que Tommy Hilfiger hace algunos años comentó en un programa de televisión que su ropa era para mujeres rubias y altas no para latinoamericanas; en otro, se dice que dijo que si hubiera sabido que su ropa la usarían los negros, nunca hubiera entrado al negocio de la moda.  Y aunque en aquel entonces no existían las redes sociales, recibió cualquier cantidad de reproches, críticas y repudio. Todo fue debidamente aclarado, negado y desmentido pero de vez en cuando resurge el fantasma de los presuntos comentarios, sobre todo en tiempos álgidos que los de ahora. Se dijo en aquel entonces que los comentarios fueron hechos por envidiosos ya que la marca Hilfiger, vendida a un grupo privado de inversionistas en el 2006, era un negocio multibillonario. Hoy debe serlo, ¡y al cubo!

T.H. siempre ha sido un clásico americano que se distingue por el uso del rojo, blanco y azul. En una entrevista en el 2012, con Fern Mallis de IMG, la empresa organizadora del fashion week de Nueva York, el diseñador comentó su uso del tri color: “”No sé si es la bandera de los EEUU lo que vende o si es el juego de los tres colores,  que gusta tanto, (lo que si es que)  tiene aceptación en el mundo entero””.

Bueno… eso fue hace casi cinco años, hoy cabe preguntarse si la bandera americana tendrá tanta aceptación global ahora en los tiempos de Trump como antes.

Aunque Hilfiger se ha unido a la promoción de “”tied together“”–movimiento creado por la poderosa publicación Business of Fashion–poniéndole  bandanas o paliactes blancos a algunas de sus modelos en pasarela, el nacionalismo que implica el Star and Stripes Forever estuvo archi presente en la reciente colección de la marca presentada en Venice Beach en L.A. durante un espectáculo multmedia llamado Tommyland, nunca antes visto en la moda….que marca un rasero dificil de superar, aunque, a decir de los observadores, las ventas no fueron tan espectaculares como el show.

Sin duda, el consumidor mexicano ama las marcas y ama el red-white-and-blue de Hilfiger, que además es favorito de los “”piratas””….pero con todo esto que está pasando con los migrantes, los dreamers, el condenado muro y la actitud despectiva e insultante del nuevo habitante de la Casa Blanca  ¿habrá consumidores que se envuelvan en la bandera americana por estar a la moda?

Sin duda, nuestra relación amor-odio con los EEUU, atemperada con el TLC,  es casi incestuosa y dificil de desenmarañar…pero todo tiene un límite. ¿Tendrá el consumidor la capacidad de marcar su raya y dejar a un lado la enfermiza pasión por el american way of life más allá de los tiempos de Trump? o ¿se le verá tan campante por las calles fashion luciendo sus rayas y estrellas? Está por verse…

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>