MBFWMexico: magia de los números

“40 desfiles…12,500 asistentes…5 locaciones…734,828,600 impactos mediáticos…mas otros tantos números igualmente impresionantes…¿impresionantes? ¿Desde cuando un tumulto es señal de éxito en la moda?  ¿qué significan más de 700 millones de impresiones? ¿vendieron más los diseñadores? ¿se posicionaron mejor en sus nichos de mercado? ¿El tumulto es señal de éxito? Números altos impresionan cuando se trata de llenar el Zócalo y Roger Waters tiene más éxito que una convocatoria política…pero para la moda….

La verdad es que lo que cuenta no es la cantidad de impresiones, ni de bloggers, influencers, socialités y celebridades de televisión que lleguen a hacer bulto en el front row y a tomarse la foto y la selfie…lo que cuenta, o debería contar, en un fashion week es el producto que se muestra, o sea la ROPA. Y el producto se convierte en colección gracias al concepto integral ideado por el diseñador, la presencia de un leitmotif armonizador, la creatividad en patronaje y, desde luego, la buena costura: ¡que dolor de muelas son los cierres que serpentean! Pero claro todo eso, no tiene la menor importancia ante el comentario adulatorio de la It Girl del momento que, supongo, tiene con el Jesús en la boca a más de un diseñador para quien la opinión de un Yorsh de Polanco es señal de éxito.

En la reciente edición del fashion week mexicano, el macro-fashion-fest celebratorio del décimo aniversario de actividades de moda de Colours, hubo de todo, desde diseñadores zona de confort hasta propuestas de terapia de shock visual. Y ahora que ya se asentó el alboroto…tenemos tiempo para opinar.Alfredo Martínez, diseñador tapatío, destacó en el programa de MBFWMx.

Aplaudimos a Alfredo Martínez por su exitosa colaboración con Lob al igual y su fluida colección de autor; la primera presentada en el María Isabel Sheraton; la segunda en el tumultuoso entorno del FotoMuseo Cuatro Caminos. Desafortunadamente, una colección de autor de primer nivel como es Alfredo Martinez, compartiendo pasarela y créditos con el newcomer Iván Ávalos, resultó no solo un desatino, sino una falta de respeto a la trayectoria de Martínez, aunque Ávalos sea la nueva promesa consentida del ecosistema de moda del altiplano. Como en el ejercito en la moda hay niveles y hay rangos. Fue como sentar a un general condecorado junto a un cabo…en fin… los dueños del pandero sabrán su cuento.

José Alfredo Silva hablando un lenguaje de moda claro y atinado con telas de Kaltex.

Aplaudimos también la colección Kaltex interpretado por Trista de José Alfredo Silva; queda claro que parte del expertise de un diseñador es conocer y entender el lenguaje de las texturas textiles que Silva maneja para lograr “la experiencia emocional” en esta colección inspirada en Los Ultimo Poetas de Carlos Somonte; agradecemos, además, el profesionalismo de programa impreso con la descripción de cada salida, como se hace en las grandes capitales de la moda.

 

La colección COOT de Natalia Ferriz y Josa Silva, con un bien manejado patrocinio de Eukanuba, fue de las estrellas de los cinco días. Un video de los diseñadores hablando de los beneficios del producto junto con su perro es un buen ejemplo de cómo desarrollar correctamente este tipo de patrocinios en el entorno moda; lo que consideramos un desacierto es anunciar el desfile como pet friendly y que algunas personas ¡llevaran a sus perros! A decir de Jesús Millan, el encantador de perros, a los perros se estresan estando en lugares cerrados y calurosos, agredidos por luces de colores y la música estruendosa…bueno hasta los humanos nos agobiamos, ni imaginar lo que debe sentir un perro.

Malafacha celebró 20 desfiles desconstruyendo y reconstruyendo siluetas pasadas con inspiracion directa del Mercado Sonora.

El desfile de Malafacha fue un compendio de 20 colecciones pasadas, que desconcertó a la prensa internacional, encanto a todos y fue todo un ejercicio en entertainment con el equilibrado trabajo de volúmenes y pliegues del dúo creativo, Francisco Saldaña-Victor Hernal y las aplicaciones de símbolos esotéricos inspirados en los yerberos del Mercado Sonora; los maquillajes de los modelos creados por Beatriz Cisneros de MAC, le dieron un toque bizarro y encantador a la vez.

Y si de entretenimiento hablamos hay que mencionar el desfile de Benito Santos con todo y globo discotequero que giraba al son de canciones de Donna Summers y el de Mandcandy con Andrés Jiménez debutando como regaetonero…algo que hizo muy bien y prendió la fiesta. ¿Habrá encontrado su nueva vocación?

Las colecciones de Alexia Ulibarri y Pink Magnolia, dulces y encantadoras perfectamente enfocadas al target, indican la llegada a un interesante punto de madurez creativa con colecciones bien conceptualizadas y de buena factura.

FWMexico al día con la tendencia internacional de venues plurales y alternativos

Siguiendo la tendencia internacional de los multivenues, algo que hicieron desde la temporada pasada, el primer día  Colours montó pasarela en el ex-covento de San Hipólito donde  los citados a este private event que no resultó tan private pudieron admirar la exquisita colección de Angel Sánchez, quien fue la estrella de la noche en el patio vecino a la iglesia de San Judas Tadeo a orillas del Centro Histórico.

El segundo y tercer día, los desfiles fueron en el María Isabel Sheraton. Mucho espacio para el registro, pasarela de double track con harto front row, buena iluminación y poco espacio donde estar si no se es un privilegiado de pulserita VIP…pero, bueno, estaba el lobby bar, un Starbucks y de perdis un Sanborns donde pasar los tiempos muertos.

El cuarto día, el fashion tribe se desplazó por la mañana a la super experiencia de la pasarela en la rotativa del Universal para el desfile ultra femme del colombiano Juan Carlos Obando y por la tarde a la Estación Indianilla con el mismo montaje double track, y buen seating; nuevamente poco espacio donde estar para los tiempos de espera si no se tiene acceso a las áreas VIP.

Y el quinto día fue el acabose porque llegar al espectacular FotoMuseo Cuatro Caminos en el atascón microbusero que impera en esa zona de trasbordo de transporte publico, fue un auténtico triunfo…como fue un triunfo entrar al recinto del desfile donde un remolino de gente empujaba para entrar y otro, a contra corriente, para salir. El calor y las luces de ataque a la retina le restaron glamour al asunto por muy de moda que estén los espacios alternativos. Además, no creo que Protección Civil hubiera aprobado los empujones y embotellamientos humanos…es un poco alarmante que organizadores de eventos de esta índole no tengan una lista de “what if”; cualquier “acto de Dios” como dicen las aseguradoras hubiera sido…pero como no fue…queda claro: God loves fashion.

La semana de la moda mexicana es, sin duda, líder de los eventos fashion del país, y aunque busque integrar o aniquilar a los que no estan bajo su dominio, el fortalecimiento de la moda mexicana hará que nazcan plataformas satelite y eventos alternativos…igual que en Nueva York. Y todo por el bien comun del sistema moda en México que siempre será prioritario.

 

Si quieres conocer al detalle las colecciones presentadas, no dejes de leer los reviews de nuestro editor itinerante, Raphael Huerta, quien ha descrito puntualmente todas y cada una de las colecciones presentada en este décimo aniversario.

 

http://www.ks.com.mx”

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *