MBFWMX. Día 2: ¡Baila Disco Sally!

Martes 11 de octubre, CDMX. 11:30 hrs. Me encuentro en uno de los hoteles más emblemáticos de la ciudad, el Sheraton María Isabel, un imponente edificio creado bajo petición de Atenor Patino y bautizado como María Isabel en memoria de la hija fallecida de este magnate boliviano, conocido como el rey del estaño. El que fuera una novedad arquitectónica allá por los años 60 gracias a la visión de los arquitectos Sordo Madaleno y Villagrán, se convierte durante dos días en sede del MBFWMX.

Silencio, hay mucho silencio, si no percibo el “clack clack” de las chicas entaconadas, es por la alfombra tan mullida. Las colas de personas cargandoramos de flores me confirman que la jornada empieza con la escuela de Mme. Klein. Los alumnos y familiares se han dado cita para aplaudir a los estudiantes mientras Jannette bate su espesa cabellera castaña caminando apresuradamente con unos tremendos y destalonados Louis Vuitton… Cambio de luces, comenzamos.

¡Evolución! Los alumnos de la Universidad Jannette Klein han diseñado y confeccionado una colección mucho mejor que la anterior. Para empezar mejoraron la calidad, el “coco” de muchos diseñadores y tan destructora como impulsora de carreras. ‘Mangala’ me remonta a un período Post-Apocalíptico, muy a lo Mad Max, la gama de colores evidentemente aluden a la Madre Tierra, sus océanos y el papel del hombre como guardián. Looks extra pesados se unen a piezas ultra ligeras, la combinación de texturas, pesos y colores logran una colección totalmente urban-boho, juvenil e incluso, rebelde. Impresionante el plisado de las faldas pero cuestionable la elección de acetato para hacer una capa-globo. Pocos errores, felicidades.

La colección de CENTRO me confunde, no veo pies, cabeza ni temporada, por cada 4 diseños, dos se ven muy mal hechos y las aplicaciones parecen pegadas con silicón. La idea estaba presente pero ha fallado la ejecución. Las siluetas son propositivas, en cambio las texturas se antojan demasiado abrigadoras para la próxima primavera. El sufrimiento de las modelos usando una especie de “calcetines” de organza con strappy sandals es innegable: las pobres quisieran volar y que sus dedos descansen de tanto aferrarse a los tacones. Pero no todo ha sido malo, un bloque tiene como protagonista a la esplendorosa mezclilla trabajada en capas, con ruedos deshilachados y de esta manera logran salvar su presentación.

Por fin es turno de México Diseña by Elle… Todos nos quedamos en puntos suspensivos y medio asustados porque las modelos van vestidas lo mismo con cuadros grises que con costalitos apretados por la famosa jareta amarilla. Nothing more to say, solo que ¿donde quedó Michael Eguía?

Han de pasar un buen par de horas y Alfredo Martínez para LOB comienza un bloque en donde la música tiene un papel preponderante para el concepto de la colección. Tengo que enfatizar la manera tan acertada en que Martínez ha unido los códigos de su marca con los de LOB., un verde esmeralda ultra vibrante y negro son los protagonistas de esta tan bien avenida mancuerna de moda. Spacer Woman, la icónica rola de la “Italo Disco” acompaña a los lindos lunares y furs falsos que Alfredo ha re interpretado para la marca tapatía y que estarán a la venta el 3 de noviembre a nivel nacional.

 

Llega el turno de la experimentada Lydia Lavín. Pocas palabras: el segmento inicial en tonos crudos es maravilloso aunque las prendas de caballero necesitan más ingenio y patronaje. La explosión de colores y el filme proyectado en el panel principal recuerdan aquellos comerciales de Eugenia Cauduro para Televisa, so many years ago. Desafortundamente el vestido de novia es un rotundo NO, ¿por qué? Porque mezclaron más de tres texturas y además las capas de tul (¿o era organza?) se ven realmente baratas.

 

David Salomón quiso ponernos a bailar muy al estilo del viejo cabaret mexicano. Flores estrambóticas, espiguilla, cuadros de ajedrez. Demasiados patrones a seguir y de repente todo era de chile, de mole y de manteca, sustentado claro está en la idea de que la inspiración ha sido el POP ART –ok…-. Destacable la belleza del color amarillo y el efecto de la espiguilla negra sobre éste así como los vestidos tan hippie chic con flores enormes y todos los colores del mundo sobre éstas.

Vero Díaz me ha gustado mucho más que la vez anterior. Remarcable la alta calidad de sus tiras bordadas, encaje, lino y guipure, el fit de sus pantalones y la caída de las telas. El estampado que diseñó es juvenil, bonito, fresco, muy yucateco y acompañado del imponente Makech (escarabajo peninsular). A pesar de ser una colección tan relajada, hay una vibra nupcial que se impone a través de vestidos muy sencillos, volátiles y frescos aunque, el trabajo con los detalles o acabados es realmente indiscutible –recordemos que las prendas sencillas son las más complejas de ejecutar-. Nos guste o no, Díaz se ha llevado las palmas.

Para la colección de Benito Santos tengo una palabra: Hedonismo. Santos se ha propuesto darnos el show de la semana y lo ha logrado. La música disco –con rolas muy bien seleccionadas- acompaña el paso de las modelos que caminan con todo el espíritu de la diva decadente del Studio 54. En el ambiente se siente el alma de Disco Sally, la famosa octagenaria que murió entre los muros de la estruendosa discoteca, diciendo “”el show debe continuar, o por lo menos asi dice la leyenda urbana consignada por Bernarado Hernandez en la página 8 de KS- 80.

La asistencia mantiene los ojos bien abiertos porque no quiere perder detalle de la colección, a pesar de que ciertos diseños son el epítome de la exageración perdiendo toda armonía y frescura, el show sigue a todo lo que da y Donna Summers revive. ¡Hay brillo everywhere! ¡Vamos! El 99.9 % de las personas amamos todo aquello que brille y nos dejamos seducir por los abrigos y estolas con plumas de marabú, de la misma manera no podemos evitar saborear la fluidez de un vestido circular al puro estilo de Bianca Jagger o Saturday Night Fever. Santos cierra la noche entre aplausos y cañones que disparan chispas diamantadas. Ha sido demasiado, pero en un show de moda, nada, nunca, será demasiado.

Besos.Raphael.

“La gente te observará. Haz que valga la pena”. Harry Winston.”

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *