Querido Fernando…Toledo ¿quien mas?

“Antes que nada quiero reiterarte mi felicitación por haber ideado y organizado el Fashion Day de Reforma. Sin duda, quedará como un hito en el día a día de la moda mexicana y es de singular importancia que una publicación como Moda Reforma, dedicada mayoritariamente a las coberturas de lujo y de marcas internacionales high end, haya volteado hacia la moda local. Esto, sin duda, es señal de que en nuestro mercado hay marcas de diseñador con valor.

Gracias por haberme invitado a participar. Revisando el cuestionario previo que se me envió, veo que hay algunos puntos que se quedaron en el tintero y que me gustaría retomar por este medio.

¿Cuales serán los principales retos que enfrentará la moda mexicana en los próximos años?  Son los mismos a los que se enfrentará la moda de cualquier país. Cada diseñador y marca a su manera, según su tamaño y su nicho de mercado, tendrá que enfrentarse a un consumidor cada vez más experto por un lado y más consciente de sus responsabilidades sociales y de sustentabilidad, por el otro.  El nuevo consumidor  lee etiquetas y hace preguntas. Porque si bien de momento se vive en una sociedad altamente consumista, esto va a cambiar mucho más rápido de lo que se piensa.

La moda mexicana ha logrado florecer en las últimas cuatro décadas, ¿tiene lo que se merece?  La moda no ha florecido, ha evolucionado; ha pasado de ser “”de diseñador”” satisfaciendo a unas cuantas consumidoras de sociedad, si, por lo general mujeres, a ser “”de diseñadores”” en un entorno en el que se mueve todo tipo de desarrolladores de productos deseables. Fotógrafos, estilistas, modelos y demás groupies se unen al diseñador para satisfacer su nicho de mercado o mejor aún, a sus followers que van en busca de su moda a los bazares, mercadillos, concept stores y pop-ups, boutiques o los vistan en su showroom y en sus páginas de FaceBook.

¿Se considera que la calidad del diseño mexicano está a la altura de las firmas internacionales? El problema en México, es que la gala le gana a la calle con resultados varipintos en cuanto a calidad, a veces de confección pero sobre todo de calidad en el pensamiento creativo cuya base estructural es el patronaje; tanto insistir en la calidad con los emergentes y para que luego algunos diseñadores líder de lo glam, trabajen un patronaje tan simplista que sus propuestas se convierten en más de lo mismo.

Esto dificulta llegar a un posicionamiento de altura, aclarando de antemano, que es dificil establecer un comparativo entre las industrias de abolengo con más de 150 años con las nuestras que son mucho más jóvenes. Como diría algún carpero mexicano: “”una cosa es una cosa y otra cosa, la otra.””

El patronaje debe ir mucho más allá del trazo de las piezas tradicionales de un diseño; debe proponer, romper con lo establecido, retar la lógica sin caer en el absurdo. El reto creativo del patronaje  puso de manifiesto en la excelente colección-cápsula del tapatío-ahora-neoyorkino, Viktor Luna, invitado internacional de la reciente edición de Minerva Fashion.

Patronaje es creatividad. Propuestas de Viktor Luna, diseñador, graduado de FIT, invitado de Minerva Fashion.

¿Hacia adonde va la moda de autor en México? Pues depende del camino escogido por el diseñador. Pretender englobar la moda mexicana en un solo concepto es imposible, dado que hay tantos nichos de diseño como los hay de mercado, desde lo callejero hasta lo red-carpetero; en todos hay talentos, algunos con más visibilidad de relaciones públicas que otros, pero todos buscando ser descubiertos. Algunos llegarán, otros se quedarán en el camino. Esto no es privativo de México, es igual en todo el mundo.

Al finalizar el panel, Cory Crespo de MBFWMX, pidio que no siguieramos buscando nuevos talentos, que había que dejar que los que están se consoliden. ¿Como cuales? Pues… mi comentario final es que una industria creativa que no promueve a sus jóvenes, que no busca al talento hasta por debajo de las piedras, se quedará atorada en alfombras rojas, vistiendo celebrités televisivas. And that is not cool.

 

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *