Hermés: artesanos del lujo en la CDMX

La marca de lujo HERMÉS abrio las puertas de sus talleres artesanales en una singular exposición en el Parque Lincoln, a dos cuadras de Mazaryk, la avenida de mega lujo de la CDMX. Desde Francia llegaron los maestros artesanos para mostar los pasos que llevan desde la materia prima hasta el nacimiento de las hermosas creaciones que son objetos del deseo detrás de un aparador.

La exposición a puertas abiertas permitió del 3 al 12 de Junio a los visitantes conocer el proceso y técnicas utilizadas por cada uno de los artesanos que laboran en los talleres de HERMÉS.

Hermés en MéxicoEL MARROQUINERO: Una bolsa, en piezas sueltas es un rompecabezas que el marroquinero debe coser y ensamblar, con un cuidado extremo, se toma un manojo de hilo de lino y se una con cera de abeja, después de colocar la aguja comienza toda la experiencia. Coser cada una de las piezas, una vez martilladas ya no hay riesgo de que las costuras raspen, después se pasa a la etapa de pulido para dejar la pieza lisa y satinada finalizando con el impermeabilizante para proteger.

EL GRABADOR DE SEDA

Trabaja a partir de una maqueta de tamaño real que es realizada a mano y posteriormente se digitaliza, se selecciona el número de colores y se realiza una copia de cada uno sobre la cual se trabaja, un diseño de treinta colores implica treinta secciones que se transforman en 400 a 600 horas de trabajo. Los diseños complejos requieren hasta dos mil horas.

EL IMPRESOR DE SEDA

Trabaja con una técnica llamada “de marco plano” que se logra tensando un rollo de seda de extremo a extremo sobre el cual se coloca un marco de acero, se vierte el primer color y se limpia con un raspador de hule.Después se va sumando cada uno de los colores en orden preciso para lograr un diseño, cada color es un marco diferente y dependiendo del dibujo se pueden llegar a utilizar hasta 15 marcos diferentes.

ENROLLADORA

Es quien efectúa el terminado de todos los carrés, la maniobra requiere por lo menos doce meses de aprendizaje para estar calificada y aún mas para ejecutarla con soltura y dominio sin importar el material.

CONFECCIONISTA DE CORBATAS

Una corbata de seda de buena calidad debe ser montada, doblada y cosida  a mano, una corbata Hermés consta de dos secciones y una entretela, un forro triple de lana y algodón y finalmente se cose longitudinalmente deslizando un solo hilo.

EL PINTOR DE PORCELANA.

Un trabajo extremo,con sumo cuidado y con los colores ya preparados, este artesano utiliza pinceles finos de pelo de marta para pintar, y una pluma dura para delinear contornos. En la pintura sobre porcelana, el fuego hace su aparición ya que una vez colocados los colores se integran a un esmalte que se funde a una temperatura promedio de 800° C.

RELOJERO

Se encarga de realizar el ensamble mecánico cuyas piezas deben interactuar con total precisión, piezas diminutas que son unidas con herramienta especial para cada una. Desarmado, un reloj simple consta de unas cien piezas, en el caso de los más complejos pueden ser unas mil piezas.

El objetivo de la exposición fue generar conciencia de todo lo que involucra el término “artesano”…¡de lujo!.

http://www.hermes.com/index-na-sp.html#

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *