Cuarto día MBFWMX: más moda y un toque de Moctezuma

Nuestro editor itinerante no se dobló ante las colas y los codazos para entrar, ni le pudo tener que negociar y renegociar su entrada, sobrevivió a las Margaritas…fue todo un trouper hasta que lo alcanzó la vengaza de Moctezuma.

Y dice así: “Siempre he rechazado con furia ciega a la bola de snobs extranjeros que pululando por nuestro país se niegan a probar bocado por aquello de “This is Mexico…” (Charlotte York, Sex & The City). Siendo un mexicano comilón y valiente, hice lo que correspondía, comí y bebí. La consecuencia fue vivir un drama rodeado de fiebre-calosfríos mientras las modelos caminaban sobre el poco uniforme concreto de una bodega en la Anáhuac que Mercedes Benz y Nook eligieron y bautizaron como Fashion Box, para dar un aire muy Meat Packing District al último día de pasarelas, teniendo como protagonistas a Children of our town, Armando Takeda, Malafacha y Ricardo Seco”.

Por Raphael Huerta.

Children of our Town, siguiendo con la esencia urbana de la marca, Josa Silva y Natalia Ferriz trajeron Coyoacan a MBFWMx

Children of our Town:  Josa Silva y Natalia Ferriz siguiendo con la esencia urbana de la marca trajeron Coyoacan a MBFWMx.

Siguiendo su temática de tomar inspiracion de las texturas de la ciudad, Children of our Town pintó de Coyoacan y de azul de Frida, su colección para la próxima temporada e hizo estallar en aplausos a la horda de fashion people sentada en graderío con una colección boyish; limpia, baggy y neutra. La camisa blanca abotonada hasta el cuello se acompaña de pantalones amplios, chándales de cuello redondo básico e intarsias geométricos en el cuerpo. Los colores blue jean, marino, marfil o negro convergen en un solo look para pasarela, un tanto andrógino, pero son piezas versátiles que al ser separadas harán maravillas al outfit fashion. COOT, las siglas de lmarca, da un twist sartorial al confeccionar culottes con 4 tablones encontrados para dar holgura, comodidad y un sabor por demás masculino. El color gris aparece manifestando que sigue presente y que sin él los demás tonos neutros no son nada. Los elementos más chic de la noche han sido los trench coat amplios, color camel, hechos con gabardina impermeable, así como el maxi dress estilo camisola, fluida, sencilla y con vitalidad. Los zapatos; creepers acharolados y white sneakers son parte importante de ésta colección que además incluye clutches de tamaño mediano en cuero opaco color marfil o amarillo canario y una back pack retro de aires muy Pinocchio.

El homenaje a Mike Kelley, titulada Boundry between peace and childhood, mandó a muchos a Google, en busca de información.

Takeda: El homenaje a Mike Kelley, titulada Boundry between peace and childhood, mandó a muchos a Google, en busca de información.

Armando Takeda, diseñador, con una sólida hoja de vida que incluye haber trabajado con McQueen, desconcertó con una colección homenaje a Mike Kelley, titulada Boundry between peace and childhood. Los colores primordiales son marino, nude, negro y serenity. Se trata de una colección con proporciones diferentes, la estética se basa en la deconstrucción de las prendas y la libertad del cuerpo. Los escotes son geométricos y los ruedos asimétricos. Los zapatos proyectaraon una impresión, quizá errónea, del trabajo de Takeda pues el tweed con el que fueron forrados se deshilachaba un poco más a cada paso, y el acento de “mink” en las puntas desconfiguraba el frente del calzado. ¿Que necesidad de este desafortunado toque casi boudoir? A veces el afán de ser propositivo se queda en lo mal hecho. Las piezas más atractivas fueron un maxi dress estilo camisola decimonónica, fluida, sencilla y con vitalidad, de color nude, un Little black dress con escote en V, cuerpo amplio y volante a la altura de rodillas, así como los voluminosos abrigos con aplicación de fake fur en el forro.

Malafacha tomo las esencias oscuras de Nueva Orlena, cuna de jazz y las trajoa la superficie de la moda mexicana.

Malafacha tomo las esencias oscuras de Nueva Orleans, cuna del jazz y las trajo la superficie de la moda mexicana.

Y llegó MALAFACHA a poner orden con la oscuridad. Mantienen esa visión que los ha hecho famosos; su colección inspirada en el vudu y la magia decadante del jazz de Nueva Orleans, resumía algo de desdén, dejo de tristeza y algo hasta maldad. El color ladrillo, negro u oxford se unieron a través de telas y viniles intervenidos con cortes, costuras bien logradas y ángulos diferentes. El efecto de rigidez en cada prenda es, sin duda, glorioso. Cada look se remata con botines estilo español en cuero negro, denim estampado con estrellas y lunas, además de la versión que mostraron en ante color ladrillo. Prendas con aire de antigüedad, pero modernas. Para MALAFACHA todo va extra grande y extra largo, exceptuando los pantalones estrechos de los hombres. El orden del caminado, el posado, la música en vivo, la seriedad de los modelos, en todo se aprecia el ADN de esta bien avenida y vanguardista marca mexicana.

Simbología y misterio, para una coleccion dramática que tendrá exitosos derivados comerciales.

Simbología y misterio, para una coleccion dramática que seguramente tendrá exitosos derivados comerciales.

Y un final de ¡peluches!

Captura de pantalla 2016-04-19 a las 1.53.06 p.m.… Y para cerrar la divertida, caótica y calurosísima semana de la moda mexicana dieron el prime time al mexicano y muy internacional Ricardo Seco, presentó “urban jungle” era con mucho sabor a Nueva York y México. Y aqui agrego la corrección de mi directora editorial: “Un mismash de Mexicalpando de las Tunas y New York fashion circus.” El aplausómetro subió de nivel y el carcajómetro, también.

No cabe duda que el negro es uno de los colores fetiche de Seco y fue la base de su colección, misma que posee un embellishment de texturas, patterns, aplicaciones de colorful fake fur y la clásica pero siempre bella dicotomía de blanco & negro. Cuellos rusos, chalecos, baggy trousers, abrigos, bombers satinadas, cazadoras, maxi jerseys, extravangantes capas y tenis blancos conforman esta colección que resulta divertida, atractiva y con toques de color justo donde debían ir. Seco ha convertido el clásico sarape mexicano en una capa trendy, jovial y citadina, y defiende a su país a través de una remera que dicta: “I am Mexico, Who’s Trump?”¿really…which Mexico?”

Dimes y diretes, retrasos, editores, matronas de alta sociedad (Viviana Corcuera impresionante en total red), impulsores, reporteras que pronuncian mal el nombre de los personajes heavy de la industria (a La Fusoni la bautizaron como Anna Fosini en vivo), staff cansadísimo, organizadores corriendo, chicos drags que aún no aprenden a maquillarse, bloggers; algunos con cara triste y otros con sobrada prepotencia. Modelos ultra delgadas, dobladillos mal planchados, lentejuelas cayéndose, diseñadores recibiendo aplausos. Todos esperamos reunirnos nuevamente para las colecciones SS 17. À bientôt! (RH, editor at large).

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *