El retorno de la ilustración

Por Anna Fusoni

Con tantos teléfonos tomando fotos en desfiles, alfombras rojas, inauguraciones y demás eventos que ahora cuajan el calendario de las actividades de moda, las publicaciones y hasta los sitios mismos, buscan un enfoque fresco y diferenciador: la ilustración que además durante muchas décadas fue la principal herramienta de expresión del mundo de la moda.

Print

Roberto Sánchez, joven estudiante de diseño gráfico potosino de nacimiento y actualmente radicado en Guadalajara, llega al mundo de la moda en un momento muy propicio. La saturación de fotografías tomadas por cualquiera en cualquier momento de un desfile ha desplazado la actividad del fotógrafo de pasarela y hasta la del paparazzi, ya que todos se han convertido en voyeuristas, activistas y denunciadores.

Tantas fotos iguales, con sus arrobas y hashtags se convierten en una gran masa informativa que resta ímpetu a la noticia de una pasarela por muchos likes que se logren; es por esto que la actividad del ilustrador con su visión muy personal y su talento que ningún teléfono puede imitar, llega como soplo de frescura a un entorno saturado de expertos todólogos. Sánchez dice que considera su trabajo de ilustración como una exploración del cuerpo humano y las prendas a través de la geometría. A lo cual habría que agregar que su aportación estética permite ver la moda de una manera incluyente, ya que el trazo, por muy sencillo que sea, capta la esencia misma del diseño en cuestión.

Print

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *